¿Son imprescindibles las redes sociales?

Hoy en día esta muy de boga el término “redes sociales”. Incluso puede ser que ya tengas tu cuenta en alguna de ellas, ya sea por invitación de un amigo en el correo electrónico o por curiosidad, ya que pareciera que sin ellas sería imposible ser un alfabetizado digital.red

¿Será cierto que son imprescindibles para la vida de la segunda década del siglo XXI? Es decir, que sin ellas no se puede “estar conectado”, a la moda y en progreso… y que además son inofensivamente útiles.

Por una parte posibilitan el moverse dentro de la web 2.0, convirtiendo a los cibernautas en participantes activos en el Internet, en oposición al usuario tradicionalmente “pasivo” en la web 1.0. Con estas redes sociales todos participan de una aldea global sin precedentes, mostrando la capacidad de comunicarse instantáneamente, compartiendo estados de ánimo, artículos, fotografías, videos, aplicaciones, etc.

Pero además colocan a ese mismo cibernauta en una posición vulnerable, al descubrir su no sólo su alma frente al mundo entero, sino también su intimidad familiar, laboral y hasta sexual, sin saber “quien” está del otro lado, que intenciones tiene (o tendrá) y cómo manipulará esa información.

Incursionar en una nueva tecnología sin una actitud crítica puede ser devastador, como en el caso de la bomba atómica, que bajo algún metarrelato, puede llegar a ser legitimada tal tecnología, a pesar de los resultados funestos de su utilización.

No hay que espantarse frente a estas redes sociales, pues bien usadas permiten intimar con nuestros prójimos… aspecto realizado de manera más efectiva en el contacto cara a cara obstaculizado por la tecnología digital de ahora (y si no pregúntenle a cualquier usuario de videojuegos cuánto tiempo pasa con su familia y amigos de su cuadra)

Si se puede vivir sin ellas, pero en caso de ser imprescindible, ya sea por causa de trabajo, escuela o labor comunitaria registrate y obtén tu cuenta, pero se responsable de lo que publiques en ellas y respeta la intimidad de los demás.